Preloader

Neurosiquiatría


La neurología y la psiquiatría comparten el estudio y tratamiento del mismo órgano, el cerebro. Son múltiples las patologías de una y otra especialidad que en algún momento de la evolución natural de la enfermedad requieren un abordaje neuropsiquiátrico. El neuropsiquiatra tiene como objetivo principal, integrar la evaluación diagnóstica y el tratamiento de los síntomas y tratar de darles respuesta terapéutica al paciente, sus familiares y cuidadores.

Cambios de personalidad y comportamiento, conductas desorganizadas y reiterativas, alteraciones en el ánimo, quejas múltiples inespecíficas, agresividad física y verbal, pérdida de autonomía…son algunos de los ejemplos muy frecuentes que encontramos en nuestros pacientes.

Las demencias en sus distintas variantes, son uno de los ejemplos más evidentes de esta situación. Con el curso de la enfermedad los pacientes pueden sufrir un cambio dramático en su forma de ser y relacionarse. Sienten el mundo como algo desconocido y peligroso, sus cambios de comportamiento acusados, genera una importante fuente de problemas y distorsiones en la dinámica socio-familiar. En estos casos, un correcto abordaje clínico y un tratamiento farmacológico individualizado pueden facilitar la evolución global, así como realizar un diagnóstico diferencial con la Pseudodemencia.

Además otras enfermedades como la Enfermedad de Parkinson, Epilepsia, Esclerosis Múltiple, Accidentes Cerebrovasculares, entre otras, suelen cursar frecuentemente con alteraciones de conducta y del estado de ánimo.