Preloader

Infanto-Juvenil

Los hitos del neurodesarrollo tales como la motricidad, equilibrio, adquisición del lenguaje, primeras relaciones entre iguales, empatía, intereses, control de esfínteres, etc. constituyen las bases biológicas que permiten al niño el primer contacto con el mundo que le rodea y marcarán inevitablemente su desarrollo posterior. Una evaluación temprana de un retraso madurativo o adquisición anómala de las mismas, es la primera herramienta para detectar y prevenir posibles futuras complicaciones.

La etapa adolescente y primeros años de la edad adulta, siguen constituyendo una etapa de importantes cambios en múltiples niveles. Cambios hormonales, relaciones sociales y de pareja, decisiones académicas trascendentes, descubrimientos de nuevas experiencias…Es por ello, una etapa vulnerable de importantes conflictos internos que requieren una buena orientación familiar y en algunos casos profesional.

Múltiples y recientes estudios científicos, junto con la evidencia clínica diaria en la consulta, demuestran la importancia a corto, medio y largo plazo de tratar farmacológicamente a niños y adolescentes, siempre que reúnan criterios clínicos para alguno de los posibles trastornos de esta etapa. Se deriva gran multitud de problemas a todos los niveles, en los niños que cumpliendo criterios para haber recibido medicación no lo hicieron o lo hicieron significativamente tarde.